Avanza un plan para enviar millones en Bitcoin a Venezuela a través de una aplicación

La Fundación Pale Blue tiene ahora 15 empleados, entre ellos varios venezolanos. Desarrolla una aplicación móvil llamada Azul que espera atraiga muchas donaciones.


El desarrollador Jonathan Wheeler está en un callejón sin salida.  Este ex empleado del banco Goldman Sachs que se convirtió en desarrollador no quiere decir demasiado sobre su nuevo proyecto: un esfuerzo que cree que pronto podría ayudar a las personas que viven bajo uno de los regímenes monetarios más opresivos del mundo: el de Venezuela. Eso es porque necesita que otros lo ayuden con su misión: poner el Bitcoin en manos de ciudadanos venezolanos a través de un gran lanzamiento móvil.

El problema es que dar demasiada información podría poner en peligro a aquellos con los que trabaja.

El gobierno de Venezuela rutinariamente arresta a las personas con opiniones políticas diferentes e incluso ha llegado a prohibir las tecnologías que los ciudadanos han utilizado para eludir su censura. Eso sin mencionar el hecho de que el gobierno de Venezuela ya ha lanzado su propia criptomoneda, el petro, que según los funcionarios gubernamentales servirá para su reactivación económica.

Aún así, Wheeler está empeñado en abandonar los esfuerzos para tratar de ayudar al país a través del cambio político. En cambio, quiere usar Bitcoin para sofocar una crisis económica que afecta a los ciudadanos a quienes les resulta difícil pagar por sus necesidades más básicas (las medicinas y alimentos escasean, de hecho, la mayoría de la población está perdiendo peso).

Y está ansioso por compartir que el proyecto ya no es solo una noble causa que esbozó en Medium, sino que va más allá: respaldar a un equipo en crecimiento que desarrolla una aplicación móvil llamada Azul (sí, en español), que espera que, para finales de año, esté operativa y pueda atraer millones en donaciones.

Wheeler le dijo a CoinDesk:

Para darle la mayor probabilidad de éxito, tiene que hacerse en masa. Estamos tratando de hacer de esto una misión de colaboración a gran escala para ayudar a las personas que sufren de tiranía financiera”.

Admite que es una idea atrevida (tal vez incluso loca), pero por ella dejó su trabajo en Goldman Sachs en febrero.

Después de eso, buscó ayuda de Morgan Crena, y juntos formaron una fundación sin fines de lucro llamada Pale Blue Foundationen honor a  un héroe personal de Wheeler, el astrónomo Carl Sagan, que escribió una famosa frase sobre cómo el espacio hace que todo en la Tierra se vea tan insignificante.

“Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos más amablemente entre nosotros y de preservar y apreciar el punto azul pálido, el único hogar que hemos conocido”, escribió Sagan en un famoso discurso de 1990.

Con ese mantra, Wheeler y Crena decidieron tomar el asunto en sus propias manos.

“Veamos qué podemos hacer por la sociedad”, dijo Crena.

Desafío de usabilidad

Unos meses más tarde, el proyecto ahora es un equipo de 15 personas, incluidos varios ciudadanos venezolanos.

Las comunidades de criptomonedas, incluyendo zcash y dash, han estado tratando de ayudar a Venezuela de alguna manera. Los esfuerzos son tempranos y aún pequeños.

Wheeler y Crena, sin embargo, argumentan que esto se reduce a una falta de enfoque en la usabilidad. La Fundación Pale Blue está en conversaciones con una serie de empresas Bitcoinpara que le ayuden con su objetivo, incluidas OpenBazaar y LocalBitcoins. Y de todos los Blockchain, eligieron Bitcoin porque creen que tiene la mejor capacidad de estar ampliamente disponible y manejar la mayoría de las transacciones.

“Estamos enfocados en Bitcoin porque creemos que es la solución más viable con el mayor potencial mundial”, dijo Wheeler.

“Bitcoin está construido como un tanque”, argumentó Crena.

Para la dupla, eso es especialmente cierto ahora que Bitcoin tiene Lightning Network: una tecnología de capa dos que se espera que ayude a la escala de criptomonedas al empujar las transacciones fuera de la cadena.

Lightning Network, que ahora está en beta, es una parte clave del diseño técnico de la aplicación Azul, dijo Wheeler. Con ese fin, Pale Blue Foundation está en conversaciones con desarrolladores de Lightning, incluidos los líderes en el desarrollo de la billetera eléctrica CoinClip y la startup ACINQ, que está trabajando en su propia implementación de Lightning.

La Fundación Pale Blue también tiene un grupo activo y creciente de contribuyentes de código, incluido Quentin Vidal, un desarrollador que recientemente se graduó del taller intensivo de programación Blockchain de Jimmy Song. Esto es importante, dicen los que apoyan el esfuerzo, porque los venezolanos que tienen recursos muy limitados no van a tener dispositivos para ejecutar un software muy sofisticado o grande.

Wheeler argumentó:

Son las personas que no tienen esos teléfonos sofisticados que necesitan bitcoins”.

Además de una lluvia de ideas con los venezolanos en el equipo de Pale Blue Foundation,Wheeler se dio cuenta de que uno de los principales puntos difíciles para la adopción de Bitcoin entre los ciudadanos es que, en general, es muy difícil de usar. Como tal, eso es algo que el equipo está abordando específicamente con Azul.

“La gente no tiene un fin de semana tranquilo para aprender a usar Bitcoin”, dijo Wheeler.

Comprar Bitcoin

Aún así, la investigación que han hecho va más allá.

Wheeler y Crena también buscan establecer alianzas con la Fundación de Derechos Humanos y con Naciones Unidas. Incluso han estado hablando con economistas para averiguar cuáles podrían ser algunas de las consecuencias involuntarias de su proyecto en una economía dañada.

Están ansiosos por poner en marcha la aplicación para probar el concepto. Y luego de eso, se trata de asegurar los fondos que comprarán el Bitcoin para lanzar a los venezolanos. La presentación original de Wheeler, presentada en la reunión de BitDev en la ciudad de Nueva York en febrero, fue para recaudar millones de dólares de capitalistas de riesgo. Pero muchos  inversores los han presionado a lanzar un token criptográfico propio a través de una Oferta Inicial de Criptomonedas (ICO). De acuerdo con Wheeler, los inversionistas dijeron que con el mercado de tokens tan caliente en este momento, él y su equipo podría recaudar mucho más dinero. Pero Wheeler y Crena decidieron no hacerlo. En esta etapa, están buscando donantes para la causa, con la ambición de quizás un día ir más allá de Venezuela para ayudar a otros países que enfrentan crisis humanitarias.

Sin embargo, hablando de su enfoque inicial en Venezuela, Wheeler concluyó: “Tenemos que comenzar en algún lado”.

Fuente: CoinDesk y Medium

Traducción de DiarioBitcoin

Calificame
[Total: 0 Average: 0]

349total visits,2visits today

Detoditonline

 

Traducir »